Cómo embalar cristalería en una mudanza

embalar cristalería en una mudanza

Cómo embalar cristalería en una mudanza

Cómo embalar cristalería en una mudanza
5 (100%) 6 votes

A la hora de hacer una mudanza, hay que embalar y preparar muchas cosas… Pero no todos los objetos a trasladar necesitarán los mismos cuidados, habrá algunos que necesiten un embalaje más especial. Y en ese grupo de objetos más frágiles se encuentra la cristalería. ¿Sabes cómo se debe embalar cristalería en una mudanza? Si quieres que todos tu vasos y tus copas más sofisticadas lleguen en perfecto estado al punto de destino, no dejes leer este artículo del blog de Mudanzas Gol Madrid. Desde nuestra empresa de mudanzas explicamos a continuación algunos consejos para embalar cristalería en un mudanza.

Protege la cristalería en tu mudanza

Como cualquier objeto catalogado como frágil, la cristalería requiere un cuidado especial en todas las fases de la mudanza, desde el embalaje hasta el desembalaje, pasando por el traslado en sí.

Lo primero que debes hacer para embalar cristalería de forma segura, es hacerte una caja de cartón doble y de máxima resistencia, como las que empleamos en Mudanzas Gol Madrid en todas nuestras mudanzas. No es aconsejable reutilizar cajas o coger cajas de cartón simple, ya que cualquier impacto podría afectar a las copas y vasos guardados.

Una vez que tengas la caja escogida, hay que fijar una buena base para amortiguar golpes cuando se deje la caja en el suelo. Se puede emplear, por ejemplo, un cartón de huevos o papeles de periódicos antiguos. Aunque los profesionales de las mudanzas utilizan láminas de cartón y otros accesorios de embalaje.

Por otro lado, lo mejor es embalar cada copa, cada plato y cada vaso por separado. Pueden ir juntos en una misma caja, pero lo más recomendable es incluir separadores de cartón entre cada elemento de cristalería. Mientras que cada copa, plato o vaso tiene que ir correctamente envuelto en plástico de burbujas de manera individual.

Una vez colocada toda cristalería en la caja, debes asegurarte de que los objetos ‘no bailen’ en su interior. Para ello deberás encajar perfectamente cada pieza. Y ya cuando cierres la caja, no te olvides poner la palabra frágil en la parte exterior de la misma, bien con un rotulador o bien con una pegatina.

¿Has tomado nota de todas nuestras recomendaciones? Si las sigues correctamente, no tendrás ningún problema para embalar cristalería en una mudanza. Pero lo mejor que puedes hacer para asegurarte al 100% de que ninguna pieza de tu cristalería se rompe es contratar a una empresa profesional de mudanzas. Puedes ponerte en contacto con Mudanzas Gol Madrid sin compromiso para conocer más información sobre nuestros servicios.

No hay comentarios

Publica un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Cookies Imprescindibles

Cookies necesarias para la correcta navegación por el sitio web.

__utma, __utmb, __utmc, __utmt, __utmz
fr

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?